Irina Córtez, la artillera caucetera

Es de Cooperativa de Caucete hoy festeja su cumple y el sábado viaja a representar a San Juan en los Evita. Esta es su pequeña historia plagada de goles.

La nena mas pequeña de cinco hermanos. Dos varones que juegan al fútbol y dos mujeres que juegan al handball. Irina Cortez es la única que agarró para el lado de los palos y las bochas. Es muy humilde y agradecida con todos los que apoyaron su continuidad en el deporte. Una genia adentro y afuera de la cancha. Hoy festeja sus quince y mañana viaja con la selección de los juegos Evita a Mar del Plata.

Irina, según nos contaron, tiene el arco entre ceja y ceja. Ella misma lo reconoce cuando nos contó que “hace tres años que soy goleadora de mi club, todos los años me dan un premio por eso. Siempre hice muchos goles, aunque este año no tantos como el año pasado”. En cuanto a sus inicios, recuerda que “cuando empecé, Cooperativa entrenaba en la cancha de la bodega donde había muchas ovejas, era de fútbol y después pasamos a polvo de ladrillo y ahora a sintético donde está la cancha de Cooperativa. Empecé hockey porque una amiga jugaba, en otro club, pero mi papá quiso que vaya a Cooperativa”.

Irina nos contó que “mi primera entrenadora, Silvina Farías, me enseñó todo lo que aprendí: la actitud, a ser optimista, de tenerme confianza. Todo eso me lo enseñó ella y estoy muy agradecida. Actualmente tengo a Enzo León que también es buen entrenador. Pero Silvina siempre estuvo presente me ayudó mucho”. Pero ella es agradecida y recuerda que “mi primer palo de fibra de carbono me lo regaló Osvaldo Maturano (actualmente presidente de Cooperativa); también le agradezco a Pablo De Francesco que me llevaron para adelante”. Sin da muchas pausa tuvo palabras para sus compañeras que, según dijo “me hacen creer que soy necesaria en el equipo. Soy capitana desde el año pasado. Mi familia también me ayudo y me banco en todo, por supuesto”.

Juan Ramón, su papá nos contó que llevaba a sus varoncitos a jugar a la pelota a la cancha de La Bodega La Esmerlada. “ella tenía ocho años y siempre se quedaba mirando a un grupo de nenas que entrenaban con Silvina Farías, con quien nos conocíamos desde jóvenes. Ahí empezó a jugar un mes aprueba para ver si le gustaba. Desde ahí no paró más”.

Poco tiempo en escuelita y siempre a jugar con los más grandes

Irirna Cortez tiene 14 años y hoy festeja sus quince años. Pero no es lo único que festejó en su corta vida. En la cancha siempre bate las arqueras rivales y es la artillera de su equipo. Eso le valió jugar con chicas mas grandes desde los 10 años. Así lo cuenta: “primero me subieron a Sub12 con diez años más o menos, el primer partido hice tres goles. Con 11, la subieron a Sub 14 donde hizo banco un tiempo y cuando fue titular metió muchos goles. En la final que ganó de ese año metió tres goles. Irina recuerda que “con 12 años pasé a la selección formativa y ese año hice dos goles menos que la goleadora del nacional. El segundo año de sub14 hice mejor las cosas, tenía mucha confianza y sabía que me iban a salir bien las cosas. Después me convocaron la seleccionado Sub 16 aunque no quedé tuve una experiencia muy buena, es más, me sirve porque quiero la revancha el año que viene”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s