Jaguares: un arranque que ilusiona

Tras las tres fechas disputadas en el Vélez, la franquicia argentina dejó una grata impresión que lo convierten en uno de los animadores del certamen más competitivo del hemisferio sur.

No es fácil arrancar tras un 2019 histórico. Bajas sensibles de jugadores que decidieron emigrar al viejo continente. La franquicia argentina tiene que construir en este 2020 un nuevo equipo apoyándose en una nueva camada que vislumbra tener un futuro promisorio.

Lions, Hurracines y Reds fueron los primeros escollos. Cada uno contó con diferentes forma de jugar pero con la identidad que arraiga del país donde provienen. Tres oponentes que pusieron a prueba de qué está hecho éste modelo 2020.

El quince de Johannesburgo demostró que tiene una identidad ya definida a pesar del recambio que padeció. Los dirigidos por Gonzalo Quesada fue superior y pudo destrabar el pleito en los últimos 20 minutos para quedarse con la victoria por 38-8. En el marcador dio la sensación que fue un simple trámite; sin embargo la franquicia sudafricana siempre estuvo en partido y en un momento amenazó con revertir la historia. Gracias a la extraordinaria performance de Domingo Miotti (el mejor partido desde que es rugbier profesional), el olfato de Matías Moroni, la seguridad en el line de Guido Petti y el dinamismo, tanto en defensa como en el ataque, de Juan Cruz Mallía edificaron el triunfo argentino. De hechos, estos cuatros fueron entre el XV ideal.

Distinto fue el final del segundo partido. Jaguares jugó durante setenta minutos jugando un rugby superlativo y en diez minutos, los de Wellington remontaron un partido increíble gracias a la astucia de TJ Perenara. El nueve rompió el esquema del encuentro y asistió a dos backs para que estos marquen el 26-23 en a favor de la visita. No alcanzo el buen rendimiento de Guido Petti, Domingo Miotti y Marcos Kremer. Los tres fueron los abanderados para que la franquicia argentina marque la diferencia que se le esfumó en el epílogo del match.

El tercero fue una verdadera muestra de carácter. Antes de ingresar a la cancha, el capitán del equipo tuvo que ser reemplazado por una lesión. Ante este contexto, los argentinos ingresaron al verde campo de juego y jugaron los peores cuarenta minutos de la era Quesada. Flojos en las formaciones fijas, previsibles en ataque y lentos en defensa fue la resultante de una desastrosa performance colectiva ante un equipo que hizo todo bien. Sin embargo, el ingreso de Tomás Cubelli le permitió al quince reencontrarse con su juego. El maul fue la vía para ponerse a tiro del oponente. Después, el dinamismo le permitió dar vuelta el marcador y sellar la victoria en 43-27. Éstas dos caras que mostró fue un llamado de atención, pero la reacción que tuvo en la segunda mitad demostró que Jaguares tienen la capacidad de reacción.

La gira por Sudáfrica es la segunda parada. Stormers, Bulls y Sharks son franquicias que tienen el ADN 100% Springboks; pues son los actuales campeones del mundo. Un nuevo desafío para un equipo que está en construcción pero ya demostró que está a la altura de las circunstancias y que será uno de los animadores del Super Rugby.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s