Hockey sobre césped

Vero Tapia, una todo terreno del hockey

Arriba de las botas de cuatro ruedas o en el sintético ella deja todo en la cancha. Además anhela que los chicos aprendan los valores del deporte.

Una jugadora que deja todo en la cancha. En la pista de sintético como en la de granito se destaca por su pasión.  La historia de Verónica Tapia está plagada de esos partidos difíciles pero que al final siempre puede definirlos a su favor.  Hace pocos días logró entrar como alumna al Instituto de Educación Física y eso la define como una luchadora como pocas.

Pero como es inquieta, ella empezó jugar al hockey sobre patines  y en la escuela empezó a jugar al hockey sobre césped. Actualmente juega en UDAP y quiere volver a jugar en primera arriba de los patines, Verónica es mamá de una nena de seis años y en estos días ingresó para estudiar Educación Física. En cuanto a sus inicios, ella dijo que “a los siete años me llevaron a UVT y cuando me fueron a comprar la indumentaria a Toledo estaba Maxi Salinas y me dijo que jugará en Concepción –Cuna de Campeones- por que  ganaban muchos torneos, había chicas de selección y que podía llegar a jugar cosas importantes. Con  mi familia fuimos al club y nos gustó, entonces empecé”.

En el club de la Villa Mallea estuvo mucho tiempo, de esos años Verónica afirma que “había buen equipo y la pasábamos bien, hacía goles más allá de que mi fuerte era defender, Pero cuando hay buen grupo las cosas son más fáciles”. Después estuvo en Andacollo y Barrio Rivadavia como jugadora de primera división. Ahora juega en Intermedia con ex jugadoras de primera.

Al hockey sobre césped llegó por la escuela. Verónica recordó que “empecé a jugar en la escuela, mi profesora era la Porota Belbruno que  nos transmitió su pasión y nos enseñó mucho, Es mi ejemplo a seguir en el deporte”.  El primer club que defendió como jugadora de césped fue La Barraca. Ella cuenta que “tenía 15 años y me fui a jugar en la Agrupación de hockey Social con Valenciano, después juegue en muchos equipos de la Asociación pero que no tenían mucho duración”.

Hasta que llegó a UDAP Hockey Club. Ella cruza toda la ciudad para entrenar y ahí surge esa pasión incontrolable que tiene Verónica. Ella vive en Rawson y cada martes y jueves llega hasta La Bebida de Rivadavia para entrenar. Tapia dice que “hace dos años que estoy en el club, además de jugar tengo a cargo la categoría sub16 de varones. Lo que anhelo es que no se pierdan las ganas que tienen los chicos y que encuentren su camino a  través del deporte”.

En cuanto a sus compañeras afirmó que “todas somos una sola, no hay rivalidad. Somos como una familia y por eso hemos conseguido cosas muy importantes adentro de la cancha. Como entrenadora también quiero que se transmita la pasión y la energía, sueño con crezcan las inferiores”. Para eso, seguro que Verónica Tapia ya tiene una estrategia de juego y ganar también ese partido, con garra y dejando todo como está acostumbrada.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: