Guillermina De la Torre va en busca de cumplir su sueño

La exjugadora de San Juan RC viaja dos veces por semana para jugar en Andino. Tiene 15 años y trabaja para ser parte de la selección argentina de hockey sobre césped.

El amor por el deporte lo puede todo. Guille recorre todas las semanas 700 kilómetros de ida y vuelta para cumplir con su cometido de jugar en uno de los clubes importantes de Mendoza. Además de cumplir con las tareas que pronto comenzarán, como de asistir a clases, ella es alumna de cuarto año del secundario y el resto de actividades de una chica adolescente. Por eso, los entrenamientos tan lejos de casa dos veces por semana, es una agenda que no es para cualquiera. La joven jugadora quiere cumplir el sueño de llegar a ser leona y trabaja fuerte para lograrlo.

Guillermina De La Torre tiene 15 años jugó hasta el año pasado en San Juan Rugby Club. Este año decidió irse a probar a Mendoza, el hockey que mejor competencia tiene en el interior del país. Guillermina nos contó que «este año decidí irme a Andino, un club de Mendoza, donde estoy con Walter ‘Cuca’ Conna, un entrenador al que le tengo mucho cariño por todas las cosas que me enseña. Estuve también con él en el seleccionado sanjuanino».

La rutina de este año incluye un viaje ida y vuelta a la cancha para entrenar. Guillermina todos los martes y jueves recorre 175 kilómetros que separan a su casa en San Juan de la cancha de Andino en Mendoza. El viaje no lo hace sola, Andrea Navarro su mamá la acompaña para que entrena dos horas en Mendoza y vuelvan otra vez a nuestra provincia.

Ella cuenta con todo el apoyo de su familia que respira hockey por cada poro de la piel. Su padre es Daniel De la Torre uno de los históricos jugadores de UDAP Hockey Club, que supo participar en ligas nacionales y torneos argentinos de gran prestigio. Por eso Guille afirma que «siempre estuve muy relacionada con el hockey ya que mis papás han sido jugadores y mi papá ahora esta como entrenador», eso le da mucho más empuje y confianza a la jugadora que es muy habilidosa y también tiene muchas fuerza y velocidad.

Pero su entrenamiento no termina ahí, cuando está en su casa hace trabajos de fuerza en el gimnasio junto a Martín Galdeano y Bárbara Roldán para estar físicamente óptima adentro de la cancha. Su vida transcurre entre volver a la escuela dentro de algunas semanas, Cursará el Cuarto Año del secundario en el colegio Santo Domingo y viajar para jugar a lo que mas ama en el mundo, el hockey sobre césped.

Esta muy entusiasmada con todo lo que vive a diario, inclusive el fin de semana que viene juegan torneo en Banco Mendoza, ella está muy contenta con sus nuevas compañeras a las que se adapta rápidamente. Pero, ella no se olvida de sus orígenes por eso nos dijo a modo de agradecimiento que «quiero agradecerle al San Juan Rugby Club por todo lo que me enseñó y por el cariño que me brindaron siempre». Eso no se olvida, ella tuvo un lugar importante y como jugadora se mostró en las filas del Piuquen. Por eso Guille se identificará por siempre con esos colores, eso sin dudar.

 

 

 

Comentarios