La inolvidable experiencia de Alas Argentinas

El Sudamericano sobre ruedas además de mcuhos deprotistasa nos trajo mcuhas historias imperdibles. Las chicas del equipo cordobés nos contaron la suya en la tierra del hockey sobre patines.

El nombre de Alas Argentinas es uno de los que hace patria con el hockey sobre patines argentino. El club cordobés siempre se las arregla para sostener la practica del deporte que en San Juan nos apasiona. El torneo Sudamericano abrió una categoría master para el hockey sobre patines en ambas ramas. Las chicas de Córdoba se enteraron justo a tiempo para poder viajar y vivir una experiencia maravillosa.

El artífice de todo se llama Matías Fernández que hace algunos años llevó a a los mas alto del hockey nacional a uno elenco de San Guillermo. Esta vez, desde la provincia mediterránea viajó con un plantel de jugadoras que dejaron todo en la cancha y disfrutaron a pleno la experiencia que tuvieron en este super torneo continental.

 

Ellas son Carolina Casañas, María Alejandra Casañas, Silvia Viera, Julieta Barrera, Eleonora Ispizua, Vanesa Ramírez, Jessica Moyano, Mariana Reyna y Nancy Cafaro. La Delegada es Yamila Azar.

La capitana del equipo, Carolina Casañas afirmó que «estar en la provincia es algo inexplicable, además espero que esto sume para que mas gente apoye al deporte en nuestra provincia. Todas madres y también trabajadoras, no dejan que eso complete la agenda diaria. Por eso en la noche cargan el palo y le bolso con los patines para ir a entrenar tres o cuatro veces a la semana, Carolina dijo «que nuestros hijos puedan ver donde estamos y que los incentive a lograr objetivos en el hockey, para nosotros es algo muy importante»-.

Por su parte, Matías Fernández que es uno de los tantos entrenadores que hace camino en tierras donde le hockey poco se conoce, como en San Guillermo. Esta vez trajo a las chicas para que vivan una experiencia que quedara marcada para siempre en ellas y seguro que en sus familias también.

Matías el ex jugador de Huarpes, nos contó «trabajar con ellas es algo que me motiva todos los días, llegan en la noche cuando dejan todas las tareas que tienen como amas de casa, madres y trabajadoras, con unas ganas envidiables para subirse a los patines y entrenar». Matías conoce mucho de formar grupos, inclusive sabe como enfrentar  situaciones adversas para un deporte en crecimiento y en muchas ocasiones con escaso apoyo. El nos contó su experiencia en el corazón del Templo del hockey mundial.

Las chicas quedaron séptimas en la competencia master femenino que tuvo sus partidos en el Estadio Marcelo García de Pocito. Los resultados son anecdóticos, para ellas los días con el bolso, las canchas y la ración de hockey sobre patines que llevan para sus hogares, servirá para mantener viva la llama del hockey sobre patines. Esperamos que también para que el semillero crezca y el deporte prospere en todo el país.

 

 

 

 

 

Comentarios