A tres minutos del batacazo

Sobre el final, Australia empató en 3 ante los Leones. El viernes Argentina buscará clasificar a la siguiente ronda enfrentando a Francia.

Era el partido más difícil del grupo. En la previa, Australia, el mejor equipo del mundo según el ranking, tenía el primer puesto asegurado en el Mundial de India. Pero en Bhubaneswar los Leones estuvieron a «nada» de romper esa predicción y de dar un impacto mayúsculo. Porque recién a los 27 minutos del complemento los australianos consiguieron un empate que terminaron celebrando. Es que la mejor diferencia de gol los dejó muy bien parados de cara a la clasificación directa a los cuartos de final. Argentina, el viernes ante Francia, que sumó su primera victoria del torneo, buscará los tres puntos que le asegure jugar por los octavos de final teniendo en cuenta que Australia jugará contra Sudáfrica, que sumó dos derrotas en dos presentaciones.

Fue un partido tremendo, de una enorme intensidad. Con un equipo argentino que de entrada se plantó en la cancha de una forma muy inteligente para disputarle la posesión de la bocha y el dominio del terreno a su encumbrado adversario. Aún así, en su primer corner corto Australia se puso en ventaja con la arrastrada formidable de Jeremy Hayward a los 9 minutos.

Australia, que había hecho ocho goles en su debut ante Francia, lejos de sentirse cómodo con la diferencia tuvo que protegerse en su zona defensiva porque Argentina respondió enseguida. Para eso fue clave la determinación de Rey para sumarse al ataque y las combinaciones entre los volantes y los delanteros. Los Leones tenían un objetivo porque sabían que las chances de gol no sobrarían: llegar y lastimar. Y lo hicieron cuando en su segundo corto Tomás Domene puso el empate parcial a los 18 minutos con una arrastrada que dejó parado a Charter.

Los Leones trataron de tener lo más posible la pelota y aunque hubo algunas distracciones en el círculo que posibilitaron las oportunidades del rival, todo resultó equilibrado. Hasta que a pocos segundos del cierre del primer tiempo un descuido le permitió a Daniel Beale poner a su equipo otra vez al frente. El pedido de video ref por una obstrucción con resultado negativo para el conjunto de Mariano Ronconi fue otro motivo para preocuparse de cara al complemento.

Sin embargo, apenas reanudado el juego, a los 2 minutos, un flick largo de Cicileo fue perfectamente controlado en el círculo por Toscani quien buscó en el corazón del área a Maico Casella. El oportunismo del goleador hizo el resto para el nuevo empate.

NO DEJES DE LEER

Enorme triunfo Pato

Siguieron alternándose en el dominio del juego hasta que a los 18, Lucas Vila habilitó a Martín Ferreiro y el disparo del revés puso a Argentina por primera vez arriba en el marcador. Faltaba mucho para el cierre pero a medida que pasó el tiempo los Leones se fueron afirmando en su sistema defensivo provocando además peligro con sus contragolpes aislados. A cuatro minutos del final Colin Batch decidió sacar al arquero Charter. La derrota complicaba a los australianos. Y apenas 60 segundos más tarde un error defensivo dejó a Blake Govers cara a cara con Santiago para que la bocha se metiera en el primer palo del arquero argentino y desatara la alegría del gigante.

Argentinos y australianos habían jugado cinco veces en la historia de los Mundiales. Esta fue la sexta. Pudo haber sido la primera victoria. Quedó el sabor amargo por cómo llegó el empate agónico del adversario. Aunque queda ver el vaso medio lleno porque los Leones están firmes en India 2023. Y pasaron un escollo difícil -el más difícil, quizá- jugando un hockey de un muy alto vuelo. De cara a lo que vendrá es lo que importa. Y mucho.

Prensa CAH.

Tu comentario